No sé si a ti también te pasa, que te tumbas en la cama las tardes en las que no tienes que hacer nada, y te dispones a leer, o a ver una película y no puedes porque no te concentras, porque algo te da vueltas en la cabeza dejando todo lo demás en un segundo plano. No puedo prestar atención a cosas triviales, no puedo simplemente ignorar las cosas importantes. A veces creo que pienso demasiado, que me preocupo por lo mínimo haciendo un mundo de problemas donde sólo hay algo que falla, nimiedades que me afectan.

(Fuente: indirectas, vía el-hongo-come-pandas)